AÚN

aún

  1. adv. t. Todavía, hasta este momento.

 

Tres letras que suenan a promesa, que hablan de esperanza, oportunidad, que te dicen “aúnnoeselfinal”.

Mi cuñado Sammy tiene una frase lema desde hace años “mientras haya vida”, y precisamente eso me dice la palabra AÚN.

Hoy he caído en la cuenta de un texto que aparece en la Biblia, en el Salmo 42, se repite en el versículo 6 y en el 11. Esto es curioso, y dado que no soy una experta estudiosa, me limito a creer que si se repite es que era una convicción muy intensa en quien lo escribía y que también para nosotros pueden serlo. Y es que la vida está llena de sinsabores, dolores, esperas, silencios, desafíos, desengaños, tragedias, luchas y cambios de rumbo.

“¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.”

Salmos 42:11

Porque la vida es como es, nuestra alma puede abatirse, desesperarse, desesperanzarse, agotarse, preguntar, dudar, cuestionar, pasar por un valle o un desierto, tener dudas o miedo. Y las circunstancias de la vida pueden sacudirnos, agobiarnos o agotarnos, pero… AÚN!

AÚN mi alma alabará a su Señor, AÚN merece mi alabanza, AÚN creo en Él como mi Dios y Salvador, mi esperanza y refugio. Se trata de decidir que pase lo que pase no vamos a dar cabida a la oscuridad, vamos a seguir manteniendo la luz de la esperanza de Jesús alumbrando nuestra alma. Pase lo que pase, alma mía, voy a alabar a mi Dios, esté en el desierto o en el manantial.

Esta semana se me ha hecho un poco cuesta arriba. Y de pronto algo que va más allá de tus propio ombligo te sacude y alguien te da una lección maestra, en medio de la situación más dura que se me puede antojar para la vida de una persona, llena de dolor y desgarro, su alma ha dado gloria a Dios, ha decidido alabar y reconocer a su Señor.

Ese es el desafío, mientras haya vida hay esperanza, hay trabajo por hacer, hay camino, hay oportunidad, hay alabanza, hay motivos.

IMG_0417

“Esperanza mía, castillo mío en ti confiaré. Sé que noche y día bajo tus alas seguro estaré.”

Bona nit,

LAIA

Espera…

Vivimos en la sociedad de lo inmediato. Cada vez más deseamos algo, y lo obtenemos. Queremos ver una película y ya no es necesario ir al cine, y ni siquiera esperar a que la estrenen, la podemos ver en el acto desde nuestro sofá. Queremos comprar algo, y a través de internet casi en 24h podemos tener en casa prácticamente cualquier cosa.

Pero resulta que en la vida hay otras muchas cosas que no suceden inmediatamente, ni en el tiempo que nosotros hemos previsto. Algunas de ellas, de hecho, nos hacen esperar indefinidamente el resultado anhelado, que paradójicamente llegará cuando menos lo esperemos.

Hay un dicho popular: “quien espera, desespera”. Y es que es cierto que esperar es una de las cosas que menos nos gusta en la vida. Pero personalmente he aprendido en las esperas de mi vida, lo que Dios dice acerca de ellas.

“Confío en ver la bondad del Señor en la tierra de los vivos. Espera en el Señor, sé fuerte, ten firmeza; pon tu esperanza en el Señor.”

‭‭SALMOS‬ ‭27:13-14‬ ‭BLPH‬‬

La paciencia es la capacidad de esperar y soportar los imprevistos, fracasos o sufrimientos sabiendo que existe una esperanza.

José esperó 13 años hasta que le fué entregado todo un reino, aunque lo que él esperaba era simplemente salir de la cárcel. La respuesta llegó cuando menos la esperaba, y con un resultado mucho mejor del soñado. Aprendió a esperar porque entendió que necesitaba estar alineado con la voluntad de Dios, a pesar de todo.

“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene una gran recompensa, pues os es necesaria la paciencia, para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.”

‭‭Hebreos‬ ‭10:35-36‬ ‭RVR95‬‬

Esperar no significa no hacer nada, quedarnos quietos, paralizarnos… Esperamos activamente, haciendo la voluntad de Dios: orando, sirviendole, obedeciendo. 

“Espera” es una respuesta difícil de aceptar, pero siempre será la mejor si viene de Dios. Si ese “espera” es lo que Dios quiere en mi vida en este tiempo, si es lo que Él va a usar para pulirme, moldearme, enseñarme y fortalecerme, adelante! No lo cambio! No será fácil seguir esperando, y será lícito decir: “eh, Dios! Esto está siendo difícil, y no me gusta!”. Pero lo que Él dice es: “la fe que te pido es que creas que estoy a tu lado, que te amo, que soy tu amigo y quiero enjugar tus lágrimas, y sé que esta espera es un aprendizaje valioso para tu vida”. 

“Con paciencia esperé que el SEÑOR me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que él hizo y quedarán asombrados; pondrán su confianza en el SEÑOR.”

‭‭Salmos‬ ‭40:1-3‬ ‭NTV‬‬

Mientras esperas, confía, no te rindas y aprende durante el trayecto. La respuesta llegará cuando menos lo esperas.

  
Love, 
Laia Gállego

“La respuesta viene ya, mi Dios es fiel y él lo hará si, ten fe! Sólo espera…”

Mi oración – Coalo Zamorano

La princesa valenta

Ella era una princesa valenta… En realitat, en el més profund de si mateixa ho sabia, de fet era el seu nom, el que ell li havia donat. I quan ell deia alguna cosa, era veritat… no en sabia, de dir mentides.

Però ara, enmig d’aquella foscor espessa i humida… que lluny semblaven aquelles paraules, que difícil se li feia recordar-les. Tenia por, i el seu cap era un garbuix sense sentit, on els pensaments corrien desesperats, i el pànic i els dubtes la immobilitzaven, impedint que mogués un sol múscul.

La ferida de la cama sagnava sense parar, i punxades d’un dolor agut, la deixaven quasi sense respiració. Podia sentir els batecs del seu cor a la ferida oberta, mentre aterrida veia com aquella sang brillant brollava lentament del seu cos.

I per més que tractava d’ordenar els seus pensaments, avaluar la situació i prendre’n el control, era incapaç de trobar una sortida, no podia pensar amb claredat. Era impossible escapar-se d’aquell parany: sola, ferida, enmig de la foscor, i sense cap possibilitat de fer alguna cosa per si mateixa.

La desesperança va guanyar terreny, i es convencia que ningú la rescataria, que ella seria incapaç, i que moriria sola enmig d’aquell laberint. Els ulls de la princesa, que tenien el color del mar, es van anegar d’aigua amb sal, i unes llàgrimes gruixudes i pesants van començar a lliscar galtes avall, morint en un bassal d’oceà. I mentre aquelles llàgrimes, plenes d’impotència, es fonien amb la terra fosca, una remor llunyana la va treure dels seus pensaments. Una veu dolça però ferma deia paraules difoses que no era capaç de desxifrar.

De mica en mica, la veu es va fer nítida per ella, mentre la seva cridòria interior s’apaivagava …

Ets la meva princesa valenta – va sentir que dèia la veu – i és ara que has de fer honor al teu nom. Al nom que t’he donat.

Sense saber massa perquè, el pànic del seu interior es va anar fonent mentre sentia aquelles paraules. I es que era aquella veu… era de nou la SEVA VEU! Era un cop més aquella veu que la feia sentir segura, que li donava pau. I amb dificultat, els pensaments inquiets van començar a desaparèixer, mentre un record llunyà es feia present… unes paraules ja sentides temps enrrera, i que havia oblidat amb el temps, van començar a ressonar al seu cor.

Els seus ulls de mar, van brillar en comprendre que aquell moment d’espessa foscor, passaria. Va calibrar la magnitud de la ferida: no seria mortal.

I a poc a poc, es va posar d’en peus, i amb aquella nova llum que emanava dels seus ulls, va començar a avançar enmig de la foscor, determinada a no rendir-se, i sabedora que no caminava sola. Tenia al seu pit la certesa que un cop sortís d’aquell laberint de foscor, seria més forta, més capaç, més valenta… faria honor al seu nom, aquell nom que Ell li havia donat.

5aca25dd1ff659126cf8b72f3117d1ae

 

 

Laia

Mi viña no se vende

En los últimos meses he tenido el privilegio de escuchar más de una vez a nuestro amigo Itiel Arroyo, compartir una predicación con este título. Siempre me ha parecido un mensaje con mucha fuerza, pero lo cierto es que en las ocasiones que lo he oído, no ha tenido un impacto personal más allá de una reflexión general de mi vida.

Sin embargo, hay algo increíble en cómo funciona la Palabra de Dios, y es que es palabra VIVA, que tiene la capacidad de hablar a tu vida tiempo después de haberla recibido, e incluso volver a hablarte a lo largo de tu vida de distintas maneras. ¿No es increíble?

Pues hoy Dios me está molestando, me está hablando específicamente y de manera clara través de este mensaje que escuché hace meses, y me parece alucinante…

Mi viña… Esa preciosa viña que Dios me ha entregado para que la cuide, la riegue, la pode, la mime, la haga fructificar… !NO SE VENDE! !NO SE TOCA!

No tiene un precio, por alto que sea; no hay un trato, por atractivo que sea; no hay otra viña, por verde y bonita que esté; no hay nadie, por fuerte o poderoso que parezca… que vaya a hacerme cambiar de opinión. Voy a esmerarme en hacer de la viña que Dios me ha entregado, exactamente el lugar que Dios soñó, voy a pelear contra esos zorros que tratan de destruirla, voy a aprender jardinería si es preciso, para lograr que de fruto bueno. !Cueste lo que cueste! Y cuesta… pero vale TANTO la pena, como ninguna otra cosa. Así que atento Satanás, atento todo aquel que pretenda acercarse a la viña con intenciones dudosas: Dios es el que guarda mi viña, y además me ha puesto a mi para cuidarla, y ni Él ni yo, vamos a permitir que sea vendida o destruida.

Porque es la preciosa viña que Dios me ha encomendado. !Qué privilegio cuidar del regalo de Dios!

37a74ca73d7837595335072ff375c431

Pasadas estas cosas, aconteció que Nabot, de Jezreel, tenía una viña junto al palacio de Acab, rey de Samaria. Acab dijo a Nabot:
–Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta; o si mejor te parece, te pagaré su valor en dinero.
Nabot respondió a Acab:
–¡Líbreme Jehová de darte yo la heredad de mis padres!c
Acab se marchó a su casa triste y enojado, por lo que Nabot, de Jezreel, le había respondido, al decirle: «No te daré la heredad de mis padres». Se acostó en su cama, volvió su rostro y no comió. Su mujer Jezabel se le acercó y le dijo:
–¿Por qué estás tan decaído de espíritu y no comes?
Él respondió:
–Porque hablé con Nabot, de Jezreel, y le dije que me vendiera su viña o que, si lo prefería, le daría otra viña por ella. Y él respondió: “Yo no te daré mi viña”.
1ª REYES 21:1-6
Laia
PD: Gracias Itiel, por dejarte usar para que Dios hable a las vidas.

Mujeres de valor

Este título está siendo algo recurrente en mi vida en los últimos tiempos, y sinceramente no se me ocurre otro título mejor para el post de hoy.

Últimamente he podido compartir un taller que lleva por título ese eslogan y en el que comparto el proceso personal que he hecho para conectar con mi valor. Y siempre digo que VALOR habla de dos cosas: de lo que vale algo o alguien, y de la valentía o las agallas. Y lo cierto es que suelen ir de la mano, y muchas mujeres tenemos tendencia a no ser capaces de conectar con ninguna de ellos.

Evidentemente, mi búsqueda de valor pasa por mi fe en Dios, me parece indivisible. Conocer a Dios como Padre, como Sanador, a Jesús como mi enamorado, ser consciente de la aventura en mitad de la cual Dios nos ha puesto como piezas clave para salvar el mundo…

1969270_10152006151035784_1182148855_n

El post de hoy es una invitación a todas, a ser capaces de descubrir nuestro valor, y ser capaces de tomar nuestro lugar en el mundo y revolucionarlo! Basta ya de escondernos bajo fachadas y máscaras para que nadie repare en que existimos. Basta ya de gastar nuestra vida intentando encontrar el valor en lugares equivocados, de buscar minutos efímeros en los que sentirnos bellas, amadas, importantes, pero que luego se evaporan y dejan lugar al vacío profundo. Basta ya de menospreciar y malvender el valor que tenemos! Basta de creer que no vales, que no sirves, que no llegas, que eres poco, que eres demasiado… Descubre quién eres, que eres valiosa y valiente, y eres irreemplazable!

No quiero dejar pasar este día para honrar a las mujeres valiosas y valientes que tomaron su lugar en mundo para luchar, para avanzar, para ser luz, para cambiar las cosas… Algunas que conozco, otras que no sabré nunca de su existencia o su nombre… Alguien decía hace poco que el hombre es la identidad y la mujer es el destino. Avancemos pues, decididas hacia el destino que nos espera. No como quién no sabe a dónde va ni de donde viene, o se deja llevar hacia algún lugar por inercia, sino como esas mujeres que marcaron un destino hacia el que dirigirse…

f2f58b61d235d066eefa9240d9800a5d

 FELIZ DIA SUPER-WOMANS!

DSC_0249

11 meses

Hace 11 meses exactos desde que tomé una decisión importante, mi decisión de romper barreras, de decir adiós, de soltar cadenas…

Y aunque creo que he avanzado, y pequeñas cosas han cambiado, hoy que tu nombre aparece en mi futuro inmediato, una vez más todo se me pone patas arriba. Mi calma, mi normalidad, mi tranquilidad, mi vida, una vez más se ve invadida por una ansiedad que me ahoga, una rabia silenciosa, una tristeza sorda, una presión en mi pecho, una responsabilidad en mi interior, de la que aún no logro desprenderme.

Y me doy cuenta que en las cosas del corazón, no hay matemáticas. Que decidir romper con algo, no significa automáticamente que voy a dejar de sentir, que voy dejar de sufrir, que ya no dolerá, que no me afectará… Y me doy cuenta que hay mucho lastre por soltar aún, que te llenaste la boca de autonomía y libertad, de madurez e independencia, pero cargaste mi espalda de las mochilas que tu no supiste llevar. Y sé que en este último tiempo, he sido capaz de soltar algunas de ellas, de otras quizás solamente solté una asa, aflojé un poquito o vacié algo de peso… pero sigo batallando por despojarme de todas ellas, porque quiero avanzar ligera, quiero correr veloz hacia lo que está por delante, sin cargas que me detengan, sin pesos heredados que me demoren, sin ataduras a losas que no son mías.

¿HASTA CUANDO CARGARÉ TUS MOCHILAS? ¿HASTA CUANDO HABRÁ LASTRE AÚN POR SOLTAR? ¿HASTA CUANDO TUS IDAS Y VENIDAS ME ROBARÁN LA PAZ?

Sé que es un camino, sé que he avanzado, sé que lo seguiré haciendo… Pero aún me pesan tanto estas mochilas… Hoy que llegas una vez más, siento más peso en mi espalda…

c2d1237fa18a02a901178589b557a718

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” – FILIPENSES 4:7

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar.” – MATEO 11:28

Laia

Frente a todo

El post de hoy lleva por título el nombre de una canción que hoy he re-descubierto. Esta mañana la escuchaba y pensaba que creo que no hay canción de amor más bella… Amor horizontal y amor vertical… porque no concibo el primero sin el segundo. Porque esta letra resume el gozo de mi vida, el latir de mi corazón, el anhelo de mi alma…

 

From my heart here is what I need to say
From now on and until my dying day
My love is here to stay, my heart has found its place
You say you feel this too, so whatever we go through
Hand in hand, we can stand and face it all
You’re my heart and I’m your man, we’ll face it all
To say our life will all be smiles would be untrue
We’ve had our share of heartache and pain but our love has brought us through
So let’s say on this day, together we will stay
If life is good and gold or if tears fall down our face
Hand in hand, we can stand and face it all
You’re my heart and I’m your man girl, we’ll face it all
We’ll trust the Lord and He will be our guide and we can face it all
We can face it all
Side by side, you and I will face it all
We’ll face it all
Just keep your hand in mine girl
And we’ll make it through whatever, comes our way
We’ll take it day by day
Together you and I, together side by side, we’ll face it all, we’ll face everything that comes our way
As long as we’re together, I know that we can l make it
‘Cause I love you, I know you love me too
We can win, we can win, we can win girl, we can win girl and face it all, we’ll face it all
No weapon formed against us can ever separate us
If we believe and we should be, side by side, side by side, we can make it girl, ohh we’ll face it all
Ohh, we’ll face it all
With every tear we cry, we’ll hold each other tight
We’ll trust the Lord, we’ll trust Him to bring us through
Together you and I, hand in hand, side by side, we’ll face it all

 FACE IT ALL – FRED HAMMOND

7008bb96c2f80992c8a0bb31007f8a15

Laia