Espera…

Vivimos en la sociedad de lo inmediato. Cada vez más deseamos algo, y lo obtenemos. Queremos ver una película y ya no es necesario ir al cine, y ni siquiera esperar a que la estrenen, la podemos ver en el acto desde nuestro sofá. Queremos comprar algo, y a través de internet casi en 24h podemos tener en casa prácticamente cualquier cosa.

Pero resulta que en la vida hay otras muchas cosas que no suceden inmediatamente, ni en el tiempo que nosotros hemos previsto. Algunas de ellas, de hecho, nos hacen esperar indefinidamente el resultado anhelado, que paradójicamente llegará cuando menos lo esperemos.

Hay un dicho popular: “quien espera, desespera”. Y es que es cierto que esperar es una de las cosas que menos nos gusta en la vida. Pero personalmente he aprendido en las esperas de mi vida, lo que Dios dice acerca de ellas.

“Confío en ver la bondad del Señor en la tierra de los vivos. Espera en el Señor, sé fuerte, ten firmeza; pon tu esperanza en el Señor.”

‭‭SALMOS‬ ‭27:13-14‬ ‭BLPH‬‬

La paciencia es la capacidad de esperar y soportar los imprevistos, fracasos o sufrimientos sabiendo que existe una esperanza.

José esperó 13 años hasta que le fué entregado todo un reino, aunque lo que él esperaba era simplemente salir de la cárcel. La respuesta llegó cuando menos la esperaba, y con un resultado mucho mejor del soñado. Aprendió a esperar porque entendió que necesitaba estar alineado con la voluntad de Dios, a pesar de todo.

“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene una gran recompensa, pues os es necesaria la paciencia, para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.”

‭‭Hebreos‬ ‭10:35-36‬ ‭RVR95‬‬

Esperar no significa no hacer nada, quedarnos quietos, paralizarnos… Esperamos activamente, haciendo la voluntad de Dios: orando, sirviendole, obedeciendo. 

“Espera” es una respuesta difícil de aceptar, pero siempre será la mejor si viene de Dios. Si ese “espera” es lo que Dios quiere en mi vida en este tiempo, si es lo que Él va a usar para pulirme, moldearme, enseñarme y fortalecerme, adelante! No lo cambio! No será fácil seguir esperando, y será lícito decir: “eh, Dios! Esto está siendo difícil, y no me gusta!”. Pero lo que Él dice es: “la fe que te pido es que creas que estoy a tu lado, que te amo, que soy tu amigo y quiero enjugar tus lágrimas, y sé que esta espera es un aprendizaje valioso para tu vida”. 

“Con paciencia esperé que el SEÑOR me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que él hizo y quedarán asombrados; pondrán su confianza en el SEÑOR.”

‭‭Salmos‬ ‭40:1-3‬ ‭NTV‬‬

Mientras esperas, confía, no te rindas y aprende durante el trayecto. La respuesta llegará cuando menos lo esperas.

  
Love, 
Laia Gállego

“La respuesta viene ya, mi Dios es fiel y él lo hará si, ten fe! Sólo espera…”

Mi oración – Coalo Zamorano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s